jueves, 3 de junio de 2010

Un pedacito...

Hablando con las amigas, amigos, y algunos familiares, llegamos a la conclusión de que el maltrato abunda, apesta y es contagioso, y muchos somos víctimas de ello constantemente, en cualquier lugar y rincón del mundo. Sobre todo en este mundo llamado Paraguay.
Es triste, lamentable, frustante, tedioso, e inevitablemente depresivo atravesar momentos innecesarios como esos. Cuando en realidad el mundo se cae a pedazos, las personas mueren de hambre, frío, nosotros, en vez de dedicarnos a colaborar con el planeta, tenemos que tolerar situaciones abismalmente absurdas, "malaonda" y "chupaenergías", por causa de personas que se sienten superiores a nosotros y no pueden evitar dominar su escaza autoestima, y esa parte insignificante de sus enfermas conciencias que los hace sentir vivos al maltratarnos... y gratuitamente.
A parte del maltrato, que lo odio por cierto, odio mucho, pero mucho más a las personas que dicen: "Pero así nomás luego es en todas partes".
En realidad no deberíamos depender de personas tan patéticas como esas, y mucho menos escuchar pensamientos de esa índole.
En realidad lo que necesitamos es apoyo, motivación, buena onda y ganas. No su puto conformismo!
Yo sólo quiero aprovechar este espacio para decir que todos los jóvenes tenemos derecho a encontrar nuestro pedacito de mundo en nuestro lugar de trabajo, todos los jóvenes tenemos derecho a sentirnos realizados, optimistas y motivados sea dónde sea.
Estoy cansada de escuchar que hay empresas que se aprovechan de la falta de experiencia de muchos jóvenes a quienes explotan y pagan poco, se aprovechan de los sueños, de las metas y se aprovechan de espíritu de cada uno.
Por culpa de autoridades, jefes, patrones como éstos que abundan en la República del Paraguay, la juventud se frustra, quema sus sueños, pierde la voluntad, el autoestima, y más adelante se convertirá en un círculo vicioso en la que los jóvenes víctimas del maltrato o algún tipo de explotación cometerán los mismos errores y este pequeño mundo seguirá siendo mediocre, retrasado y obsoleto, cuando en realidad tenemos todo para ser los mejores!
Queremos salir adelante, queremos hacer de nuestro mundo un paraíso, queremos cumplir nuestros sueños.
Para alcanzar nuestras metas debemos mirar adelante y superar obstáculos que la vida misma las coloca en el camino, pero por favor gente, dejen de tirar mierda en el camino, que estamos hartos, y también queremos ser felices.

4 comentarios:

kbzon dijo...

Aplaudo y concuerdo contigo, lastimosamente yo me fui amoldando al sistema lo acepto con verguenza.
Ojalá y alguna vez surja alguien como un verdadero líder con espíritu revolucionario, y hablo de liderazgo positivo capaz de arrastrar a más personas atrás de una causa, no el ñembo liderazgo que nos inculcan los politiqueros.

Cristina Pisani dijo...

Y si Anita, como yo digo, justificar lo injustificable nos vuelve mediocres, pequeños y miserables, sólo personas con energía, valentía, sinceridad y honestidad transformarán el mundo actual en uno mejor!!

Segismundo dijo...

como dicen los abogados: hay que distinguir. Por supuesto que tirar mierda para joder no es bueno, de hecho, desmotiva. Pero cuando se tira mierda con razón, no sólo hay que aplaudir, sino hacer que esa mierda se pueda canalizar en propuestas de cambio. Porque es muy fácil reclamar, pero pareciera que no fuese tan fácil proponer soluciones. Cuando no es dificil reclamar proponiendo. Es más, enriquece el debate. Nos hace sentir valiosos.
El conformismo por supuesto que hace que esto sea más mediocre, sin embargo, hay veces que el conformismo es la única esperanza que tienen millones de personas en el mundo. Pues lamentablemente hay miles que mañana estarán muertos o que morirán en los próximos meses. Pedirles esperanza a ellos, me parece que es un insulto. No obstante, nosotros, los que podemos leer esto ahora, somos los que debemos tener ese rayo que todo se puede lograr, o por último que si no se logra, al menos lo habremos intentado. Morir intentando cambiar un poco nuestra realidad, es mejor que morir sin haber hecho nada. Los que quieran seguir en el conformismo que nada cambiará, sigan viendo la tele, de hecho, tendrán un mes para deleitarse viendo el mundial, mientras cientos de niños no podrán ir a la escuela, porque en dichos lugares se construyeron estadios para que 22 pelotudos corran detrás de la pelotita para deleite de millones.

saludos!

Guri dijo...

hey! hay que ser nio buena onda como tite! asi todo es más style :D