miércoles, 29 de octubre de 2008

Juro que...

La próxima vez que un hombre se me acerque y me diga:
Vos estás alláaaaa arriba para mi, a lado de una estrella, y brillás mucho más que ellas, sos lo más... (al mismo tiempo me imagino al mismo hombre, años después, con barriga, barbudo y despeinado o semi pelado sentado en un sofá gritandome: dejá de joder enana chota y anda plancháte la bombacha o traéme una cervecita que hoy tuve un dia del ort...)
Te prometo por cualquier cosa que agarro una botella rota y le clavo en la yugular
En honor a mi salud mental que fenece dia tras dia o en defensa propia del macho chanta.
Se va quedar todo y chorreado el piso, te cuento.

2 comentarios:

Carolina dijo...

jajaja me encantó anita.. que simpático.. te juro que ya te escucho todo luego.. y tenés razón amiga MUCHIIIISIMA RAZÓN.. merecido que lo tendrá.. creo que a los hombres tenemos que darles este tipo de amenazas para que se comporten como HOMBRES CON TODAS LAS DE LA LETRA y no como TROGLODITAS (a lo que lastimosamente están acostumbrado)

ceci balbuena del pino dijo...

escribís como hablás.. ¡graciocísimo en serio!. Es que a veces son unos malditos verseros. Tan pero tan verseros que te dan con náuseas y todo! jajaja