miércoles, 29 de octubre de 2008

Necesidad que mata.

Creo que pasé más tiempo de mi vida con el trasero pegado al asiento de un colectivo que con los pies en la tierra.
Creo que debería haber una organización de "Víctimas de Colectivos y Colectiveros", "Pasajeros Anónimos", "Anti Peajeros", "Anti Molinete", "Pro Aire Acondicionado para los Bondis", entre otras asociaciones.
Una Cooperativa para solventarnos el pasaje.
Es triste, muy triste.

3 comentarios:

ceci balbuena del pino dijo...

Y, es una realidad social muy cierta de la cual no voy a comentar porque solamente la vivo en forma de estadística, queja o historia (en los tres casos es de origen ajeno), así que vendría a ser como una "leyenda urbana" para mí lo del micro.
El lenguaje es popular, lo cual va muy acorde con el tema del que hablás, pero encuentro una "grieta" entre el primer párrafo y el resto del escrito. Es como si te hubieses levantado a tomar café o ido al baño y al volver te hubieses olvidado de terminar tu idea, o de explayarte más en ella al menos. Pero respecto al resto ¡me encanta!...

Analice Vera dijo...

si, y en ese "coito interruptus" me olvidé de que la cisterna del baño no hacía ruído alguno, entonces me volví a levantar. eso si! me lavé las manos!! jojojo!! gracias por las críticas constructivas!!

Topo dijo...

El dia que los colectivos en tengan aire acondicionado va a dejar de hacer calor en Paraguay...