viernes, 26 de diciembre de 2008

Piedritas.

Tengo una pesadilla extraña, en realidad son pesadillas de diferentes estilos: drama, acción, ficción, terror. Pero cuando las tengo (cada una de ellas sucede solamente una vez), me da la impresión que son pesadillas recurrentes… me explico? Como las galletitas…
En la vida real, la ventana da al patio de la casa, y desde mi dormitorio puedo observar lo que sucede afuera, quién golpea la mano, quien viene a vender algo y también a cobrar. En mis pesadillas también tengo la misma visual.
El martes por la mañana tuve una nueva pesadilla, de las que por alguna extraña razón no te suelta, hasta que enloquezcas y pierdas el sentido de fantasía- realidad.


Estaba dormida, como siempre, pero en esta ocasión era temprano por la noche. Me pierdo en sueños hasta que me despierta algo, alguien de afuera, que se encontraba en el patio me estaba tirando piedritas a la cara, y me quedo paralizada porque ¡¿Quién putacarajomierda va a tirar piedritas a las 11 de la noche?!, tomo aire y me hago de valor y levanto la cabeza para ver a través de la ventana, en eso se me acerca una persona completamente desconocida y por poco su rostro no atraviesa la reja que protege la ventana y comienza a gritarme!!.
- AHHHHHHHHHHH!! Mamáaaaaaaaaaa!!-
Corro desesperada al dormitorio de mamá y la despierto:
- Mamá porfa hacé algo que casi me muero del susto, hay alguien afuera y está mirando en la ventana porfaaa (estaba llorando del susto)
- Qué? (se despabila y por lo visto no escuchó nada porque es medio sorda)
- Mamá laputacarajo escuchame te ruegoooo, hay alguien afuera, me estaba tirando piedritas desde la ventana porfa tengo miedo, llamá al 911 porfaaa!!
En una de esas, mami también se arma de coraje y va a mirar también a la ventana, no había nada… nada de nada, ni señales. Ni piedritas en la cama.
- Ani… no hay nada, qué pasó? Te volvieron tus pesadillas? -me da un beso en la frente y va a la cocina, se sirve un poco de agua y me dice, dormí tranquila.
Estaba muy confundida, y me dije: Nooo, pesadilla nada, yo sentí las piedritas, yo toqué las piedritas… dónde carajo están las piedritas. Ni en pedo que dormía de nuevo en la misma pieza.
- Yapiró, pesadilla nomás fue, quéputacarajo, nunca más.
Entro al dormitorio y con desconfianza vuelvo a ver a la ventana. estaba el hombre de pelo blanco amagando gritos desde la calle mirando mi dormitorio.
- Carajo!!- dije y me tiré al suelo, arrodillada cerré la ventana, la tranqué y cerré la cortina, puse el edredón en el suelo y apagué la luz.
- No estoy loca, yo sé lo que ví.
En serio pensaba en aquella persona que acababa de ver, trataba de identificarla, de recordarme bien de su rostro para cuando tenga que reconocerlo en la comisaría:
Es un hombre delgado, mediano, evidentemente más alto que yo, de pelo blanco, pero no tiene pinta de anciano, la pie clara, viste de pantalón azul y remera blanca y no deja de poner “cara de grito”, o sea que tiene la boca abierta, no emite sonido, cuando lo ví por primera vez, en la que asomó su cara por la ventana tuve la impresión de que gritó, pero no, y tenía los ojos entrecerrados,por lo cual no pude distinguir el color de ojos, del susto por supuesto.

Amanece, y despierto alegre, fue una pesadilla nomás.
- Ani, necesito que vayas al coreano y traigas para el almuerzo. Dice mamá apenas se percata de que me estoy despabilando (mierda, con el calor que hace).
- Bueno… ya… desayuno y voy. No hay indicios del escándalo que hice anoche.
Voy caminando, desidratándome de calor y en eso veo al mismo hombre de la ventana, caminando a lo lejos haciendo esa horrible mueca con la cara.
- Qué me pasaaaa!. Y corrí de nuevo hasta casa, corrí con miedo, y por esa razón corrí como nunca.
- Mami por favor hay un señor que anoche me estaba tirando piedritas por la ventana y ahora lo ví en la avenida, porfa creéme mami, porfa!! Cerrá toda la casa te ruego. Y sin entender lo que ocurría lo hizo sin dudar.
Miraba por la ventana y vi que el hombre con la mueca horrible se acercaba a la casa y quería entrar, abracé fuerte a mamá y le dije: llamá al 911.
- Pero no hay nada afuera Ani, qué te pasa?.
- Quéeeee!! Pero si está entrando a la casa carajomierda!!
- Quién está entrando?
- Mamá no le ves? Ese señor mami!! Llamá a la policía porfa creéme!!
- Pero no hay nadie Analice!!

En eso me despierto en la cama de mi novio, y el me miraba a la cara.
- Pesadilla Flaka?

Ahora que termino de escribir esto, les cuento que no quiero mirar… la ventana.

6 comentarios:

[...] dijo...

evidentemente más alto que yo es como redundante, pero tus pesadillas son super interesantes... deberías tenerlas más a menudo.

Analice Vera dijo...

te odio...

[...] dijo...

en cerio, tu subconsciente es muy creativo, usualmente las pesadillas sólo aterrorizan al que las tiene, pero vos las haces interesantes.

Analice Vera dijo...

mi sub conciente ingiere alucinógenos...

Topo dijo...

Como sabés si fue un sueño o no? Por ahi estas soñando que lees este comentario pelotudo y que tuviste muchisimo calor en todo el día y de repente PAFFF te despertas en la cama del viejo de la mueca! O resulta que vos sos el viejo de la mueca! eso sería un giro inesperado, si señor...

†Arte Sideris† dijo...

kore..ahora el viejo me va a venir a mi e.e..tuve que abrir la puerta de la pieza en la que estoy por miedo xD t.t