lunes, 11 de febrero de 2013

El amor en tiempos de publicidad

Mujeres del mundo... ¿se puede saber qué demonios les pasa?

No es que quiera venir con ideales machistas a intentar convencerlas de lo que creo yo, simplemente vengo a poner las cartas sobre la mesa, sobre todo en este mes dominado por la histeria consumista de la primera quincena, a la que las solteras temen y a las comprometidas las tiene en vigilia. El 14 de febrero, también conocido como San Valentín o Día de los Enamorados.

Últimamente ando recopilando muchas conversaciones con amigos, algunos solteros, otros no, pero es evidente que este mes les trae locos con el hecho de tener que "comprar un regalo" es ley, en cambio los solteros se resignan a guardarse las declaraciones de amor o seguir suspirando en silencio por aquella que las tiene desvelados, por el simple hecho de ser "sogüé".

Conozco historias de hombres que valen oro y se "sintieron obligados" a renunciar a alguna que otra mujer por el hecho de no contar con un ingreso fijo o un auto en el que funcione el aire acondicionado.

Yo me pregunto: ¿enamorarse de lo que el otro posee está bien?

Descartar a un candidato inteligente, amable y trabajador por que no tiene auto o un ingreso para llevarte a cenar a un restó de varias estrellas me parece lo más absurdo del mundo, ridículo y ofensivo. Es lo mismo cuando los hombres se enamoran de las mujeres por las prominentes curvas (siliconadas), labios gruesos (llenos de bótox) y ojos claros gracias al plástico que oculta el color natural. A nosotras nos ofende cuando no nos miran a los ojos... bueno, yo no tengo mucho que mostrar ahí tampoco.

Las mujeres buscamos ser rescatadas por un príncipe azul, pero nunca se imaginaron que el real puede venir "a marcar" en la línea 27? En vez de regalarte una caja de 50 bombones o un ramo de rosas rojas podría escribirte una carta confesando todos sus sueños?

Buscamos el amor verdadero y nos escondemos detrás de capas de maquillaje. Buscamos al amor y nos fijamos en la marca de ropa.

Desde cuando el amor se mide en cosas materiales? Desde cuándo caímos tan bajo?

"El amor no es eterno" escuché la semana pasada, a lo que yo respondo: pero mientras dure debe ser auténtico, cargado de emociones y conversaciones placenteras, podría durar todo lo que queda de vida, y no precisamente sería una eternidad.

Prefiero sinceramente un hombre inteligente, que sea leal, que tenga valores y respete a su mamá, antes que obnubilarme por el brillo del descapotable de un pedante egocéntrico, que no tiene nada que mostrar más que lo que puede comprar.

No sean histéricas esta semana, hagan un favor a sus parejas y a la humanidad.

5 comentarios:

Lucas Elvira dijo...

Excelentee!! Me tocó de cerca porque yo iba de visita en el 27 o 29 a la casa de mi esposa!!

Analice Vera dijo...

Bien ahí! Eso si es amor! :)

Randall Flagg dijo...

Grande Lucas!
Quien diría che?

Elda Cecilia dijo...

Estoy casada hace 17 años con un tipo que si no había colectivos, se iba en bicicleta de Sajonia a Luque. Y en compensación de tanto amor, yo lo convertí de cinturón negro de taekwondo a un kunfu panda pero, no hablemos de eso ahora jaja
El amor inteligente no funciona a "cosas" , funciona a actos. Me encanto Tite tu pedido de auxilio. Hacia falta.

Cr!st! dijo...

Ojala mas chicas se dieran cuenta de lo equivocada que están respeto a eso. Vivimos la cultura de las relaciones basadas en el tener y no en el ser. Texto sencillo pero claro. Felicitaciones.